Teléfono: 91 573 30 42 | Email: info@bordalaboratorios.net
07
Oct, 2021

La tecnología y el diseño se alían para una farmacia de vanguardia

Las farmacias ya llevan años apostando por la imagen y por la modernización de sus sistemas para convertirse en espacios globales de salud. Han cambiado la manera de mostrarse y atender a sus clientes a través de reformas que se vuelcan en el diseño y, en algunos casos, apostando por la robotización.

Si nos fijamos en la diferencia entre la distribución de las boticas tradicionales, con sus grandes reboticas, y las oficinas de farmacia modernas, nos daremos cuenta que una de las primeras consecuencias y objetivos de cualquier reforma es reducir el espacio del mostrador, atrasándolo en la mayoría de los casos, para ganar y liberar un espacio que se decidirá a la venta sin receta, la dermofarmacia, la categoría de infantil o los accesorios ortopédicos.

En este viaje sin retorno en el que la farmacia lleva inmersa bastante tiempo, evolucionando desde el mero lugar donde se dispensaban los medicamentos a convertirse en auténticos centros de salud y bienestar global, donde se ofrecen una multitud de servicios asistenciales les, el diseño y las reformas en la farmacia han tenido un papel primordial.

Los nuevos conceptos de interiorismo comercial se aplican ahora a las farmacias, que cada vez son más osadas y vanguardistas, apostando por estéticas arriesgadas e incluso futuristas. Las nuevas farmacias intentan cambiar el concepto de las antiguas boticas, pero sin perder su esencia: el medicamento y el consejo profesional farmacéutico. Ahora se busca crear una imagen corporativa, con el propósito de llamar la atención desde las fachadas, y se cuida la distribución al máximo para conseguir los fines asistenciales y comerciales marcados. Actualmente podemos encontrar fachadas muy cuidadas, con líneas puras que, a la vez, siguen siendo siempre coherentes con la imagen del espacio interior, sin olvidar que es la primera imagen que el cliente recibe, y que sirve como reclamo. Se utilizan desde rótulos XL y sistemas audiovisuales hasta escaparates recreativos.

 

Gestión del espacio

La distribución de las oficinas de farmacia modernas suele ser diáfana, marcando una zona de atención personalizada y otra de ventas. Zonas, por ejemplo, de venta de medicamentos, cosméticos y productos infantiles. En algunos casos hay una zona dedicada a los niños, y una zona privada con laboratorio y un espacio polivalente. La localización de las diferentes zonas se suele facilitar mediante materiales, texturas o elementos de señalética. Se tiende a partir de una iluminación natural con la utilización puntual de leds y retroiluminación para resaltar productos determinados. Los mostradores suelen aportar, en las reformas modernas, el toque distintivo en cuanto a diseño. En cualquier comercio, el mostrador siempre supone un elemento de diseño, el punto de encuentro entre cliente y vendedor. Por lo tanto, es importante que sea pensado al detalle. Muebles vintage reinventados, de madera, retroiluminados, intentando ser el referente más ecléctico del local en su medida. Referente al mobiliario, suelen predominar las estanterías y mostradores entre funcionales y minimalistas con tonos blancos, color que suele dominar en todo el interior. El mobiliario es muy importante, ya que es la manera en la que implementaremos todos los productos del espacio de venta. Agilizando el paso hacia el mostrador, pero reclamando la atención necesaria para la venta por impulso. Se sabe que el blanco aporta ese aire de limpieza, pureza, serenidad y toque futurista, pero en este caso consigue un valor añadido, dando protagonismo casi único a los productos, ya que estos, en gran medida, poseen un gran colorido por sí solos.

El mobiliario es básicamente expositor, más que contenedor de productos. Los expositores ocupan gran parte de la farmacia, así que es importante prestarles atención. Dan mucho juego a la hora de decorar el espacio, ya que lo más probable es que ocupen todas las paredes, así como la zona central del establecimiento. Pueden ser diseñados a modo de cuadrícula y de suelo a techo, rodeando las columnas que pueda haber en el local, o bien utilizar diferentes materiales y colores para crear un ritmo de diseño. Como estilos dominan el funcionalismo, el minimalismo y el futurismo.

Cada vez más se observa que la utilización de vegetación y de espacios especiales es un plus que diferencia una reforma de farmacia de otra. La incorporación de vegetación aporta calidez y vitalidad al espacio. Por otro lado, dedicar un espacio con un tipo de mobiliario más creativo, aporta un dinamismo excepcional y convierte el espacio en algo único.

 

Tendencias

El diseño de farmacias también se ve influen[1]ciado por las tendencias, y para este 2021 hemos recogido algunas de las que más se verán en las reformas de farmacias.

Como ya hemos comentado antes, el mobiliario tiene un gran protagonismo dentro del proyecto, ayudando a diferenciar las distintas zonas del establecimiento y haciendo más dinámica la experiencia de compra, así como la comunicación visual y esa vocación de integrar elementos naturales y vegetación dentro de las oficinas de farmacia.

La creación de una marca de la farmacia es un imprescindible dentro del proyecto de reforma. La farmacia quiere destacar como marca de salud, y es importante recordarle al cliente quienes somos, por lo que la marca de la farmacia se encuentra omnipresente. A través de la estética se consiguen reflejar los valores de la farmacia y el posicionamiento en el mercado. También el diseño es el hilo con[1]ductor que hace que se fortalezca el vínculo con los clientes, ya que hace que se sientan cómodos y acogidos en el establecimiento. Puede transmitirse con la gama de colores escogida, la rotulación, la comunicación y la cartera de servicios y productos.

Fuente: Imfarmacias.es

Contacto

  • Avenida de los Yeseros 15-19, Naves 12 y 13

  • Polígono Industrial Valmor

  • 28343 Valdemoro (Madrid)

  • Teléfono: 91 573 30 42

Copyright 2021 Borda Laboratorios | Todos los derechos | Diseño Indianwebs.